Idioma
Idioma
menu

Testimonios (codis)

Testimonios


“Me sorprendió su cercanía, su sencillez, su conexión con las energías naturales y su don para penetrar en los niveles más profundos de la memoria celular de las personas y captar lo que ellas mismas no pueden ver o no se paran a reconocer.”

 

Leer más
En Can Lamat el sentido de Espacio-Tiempo cambia…y no te das cuenta hasta que sales de allí. Y te preguntas…¿dónde he estado realmente? Al encontrarte de nuevo “fuera” resulta que tienes una extraña claridad y serenidad…unas gafas nuevas! Es espectacular!…y una transformación. Gracias Shekitubah … Un honor.

Susana Zühr – Vallgorguina – Barcelona


He tenido varios reencuentros importantes en mi vida. Recuerdo cuando era una adolescente y mi padre volvía de uno de sus viajes al extranjero y la emoción que sentí al verle en el aeropuerto y cómo no podía contener las lágrimas. Otro fue cuando fui a recoger a un gran amor  muchos años después. Él físicamente ya no era el mismo, pero el reencuentro fue mágico a pesar del tiempo. Cuando volvió mi hijo de pasar seis meses de voluntario en Honduras, después de lo que para mí fue una separación difícil, el abrazo que nos dimos y las lágrimas, sellaron nuestra indestructible unión álmica. Pero de todos los reencuentros con seres queridos que he tenido, el que sin duda alguna ha sido el más importante para mí ha sido el que he tenido conmigo misma en Can Lamat. He pasado toda la vida buscando el significado de “Mi Vida”, probando todo tipo de cursos, intentando buscar por ahí lo que había perdido dentro de mí. Pero seguía sin saber cómo encontrarme. En Can Lamat finalmente he vuelto a reencontrarme con mi Esencia, con mi Ser. Shekitubah me ha ayudado a abrir las puertas de mi Corazón y de mi Alma. Gracias a él y al mágico entorno donde se encuentra Can Lamat, he podido abrazar otra vez a la niña que se perdió por el camino de la vida. He vuelto a sentirme parte activa del Universo. Ha sido el reencuentro con mi Alma y con el Alma Universal; ha sido maravilloso, intenso, de una fuerza y evidencia aplastantes. Cuesta explicar con palabras lo que he sentido. Sólo puedo expresar mi inmenso agradecimiento a Shekitubah y al Universo por este regalo mágico. Ahora me toca sembrar mi jardín, cuidarlo amorosamente y esperar a que florezca.

Emma Ruiz – Santa Mª de Palautordera – Barcelona


Luis es para mi un muy estimado hermano de luz. Le “reencontré” sin saberlo mientras nos iniciábamos en el trabajo de Frecuencias de Brillo. Durante las iniciaciones en que trabajamos juntos, pude experimentar la intensidad asombrosa con que él reflejaba y hacía aflorar mi propia luz curativa. Pero sobre todo me sorprendió su cercanía, su sencillez, su conexión con las energías naturales y su don para penetrar en los niveles más profundos de la memoria celular de las personas y captar lo que ellas mismas no pueden ver o no se paran a reconocer. Luis es un sanador nato con una capacidad conmovedora para comprender, cuidar y acompañar a los que buscan superar el sufrimiento por el trauma, el sentimiento de separación y los bloqueos energéticos que causan enfermedad y disfunción. Él mismo se prodiga a los demás adelantándose a ofrecer lo que necesitan. Siempre le estaré agradecido por haber “adoptado” espontáneamente a mi “niño interior” y por compartir conmigo su natural sabiduría, su sensibilidad y su sereno afecto de radiante alegría.

Carles Pitarch – Valencia


Conozco a Luis desde hace casi 20 años. Nuestro encuentro en Barcelona fue mágico así como todos los momentos que pasamos juntos desde entonces. Luis es mi Hermano en este camino maravilloso que es el viaje de la Vida. Aunque nuestros recorridos nos mantienen alejados geográficamente, él está aquí conmigo y yo con él, y sé que me cuida como una estrella. Esta estrella “Lamat” (su kin) que le representa tan bien otorgándole este talento intuitivo innato, así como la abundancia que le caracteriza. Igual como la estrella, Luis es también un maravilloso guía para enseñar el camino a quienes ya no lo ven, para ayudar a abrir las puertas a quienes habían perdido la llave, volver a encontrar la confianza olvidada y volver a descubrir los secretos del Alma para poder seguir avanzando positivamente y con serenidad en la Luz. Todo parece tan fácil y de hecho lo es : esta es la mayor lección que Luis me enseñó y para ello le estoy eternamente agradecido.

Laurent Hélary – Paris (France)


“Conocí a Luis en su casa de Tepoztlán, México. Sigo diciendo en su casa, pues aunque ya no vive ahí, para mi seguirá siendo Luis de Tepoztlán. Un “chamán español que vive en Tepoztlán” me decía mi amigo Abdías insistente de que fuera a verlo. Me pareció curiosa la descripción, si bien la historia de estas tierras nos dice que una cosa eran los chamanes, y otra, antagónica, los españoles. Qué interesante que una persona reuniera estas dos figuras hasta ahora contradictorias. Amé que Luis fuera una persona completamente común y corriente, vestía como cualquier otra persona de cultura occidental del siglo XXI, sin mantas, sin vestuarios de otra época u otra cultura. Para mí y para mi escepticismo eso fue básico para de inmediato tenerle confianza. Nuestra “sesión” fue una larga, muy larga conversación. Aunque muy ligero y amable en su personalidad, sus palabras se sentían firmes y con una legítima autoridad en todo momento; no en el sentido de órdenes, sino de quien habla desde el lugar que le corresponde con la autoridad que le corresponde. Luis no solo da consejos, los practica con su estilo de vida completo. Para mi es un ejemplo a seguir. Varias veces le he preguntado: ¿cómo es que hiciste para salirte del sistema y poder seguir viviendo en abundancia?. Pienso que la respuesta está en el resultado de hacer coincidir lo que piensa, con lo que siente, con lo que hace.”

Marcela Garza


Me encontraba en una situación difícil, de esas veces que te sientes perdido y no encuentras salida; estaba triste y con mucha ansiedad porque quería encontrar de alguna forma “mi camino”.
Y justo en esta etapa conocí a Luis, llegó a impactarme tanto ese encuentro por todo lo que platicamos, que llegue a nombrarlo “ Mi Guía”. Sé que él dice que no guía, que acompaña, pero para mi siempre fue, es y será Mi Guía, mi referente. Aunque decidió pasar más tiempo en España  aún seguimos teniendo pláticas por Skype.

Luis es una persona que a mi parecer no encaja en el estereotipo, ahora tan de moda, de los coachs o psicoterapeutas del mundo espiritual. Va mucho mas allá de eso; no tiene esa actitud, y eso me hace mucho mas sentido que sea justo eso: Un SANADOR.

Abdías Solano – ciudad de México


Conocí a Luis en la ciudad de México. Llegué a él a través de una recomendación que me insistió a que tuviera un encuentro con él. Llevaba varios años de visitas a psicólogos y sentía que mi vida estaba estancada. Desde la primera charla, me di cuenta su facilidad para mostrarme mi vida desde la posición del espectador.  Leía en mi como en un libro abierto. Pareciera que me conociera de toda la vida. Con sus preguntas y comentarios, me hacía salirme fuera de mi vida, y verla como una película. Ampliar la perspectiva de mi vida me hizo entender mi forma de caminar. Sus preguntas, eran mis respuestas. En apenas unas sesiones avancé más personalmente que en 4 años de visita al psicólogo. Integrar, entender el porqué José es quien es me hizo tomar decisiones sobre mi vida que de otra manera difícilmente hubiera tomado, o que hubiera tardado más tiempo en tomar.

José Gracia – ciudad de México

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies