Idioma
Idioma
menu

En el Paraíso está prohibido Cazar…

Paraiso - En el Paraíso está prohibido Cazar...

Un día me dijeron: “en el Paraíso está prohibido cazar”, y entonces deduje que “Dios nos creó vegetarianos”.

 
La elaboración de comidas más “refinadas” va directamente ligada a la “evolución mental” para combinar alimentos primigenios (incluidas carnes y pescados) en situaciones de antaño donde las aportaciones calóricas estaban más que justificadas por el tipo de vida más rural y menos tecnificada que se llevaba, así como los esfuerzos físicos necesarios para su desarrollo de subsistencia. La Sabiduría de nuestros ancestros “sabía” lo que se necesitaba comer.
 
En el mundo de hoy, el sedentarismo generalizado “aconseja” volver a valores nutricionales más de acuerdo a una “Vida de Paraíso”. 


frutas y verduras - En el Paraíso está prohibido Cazar...


Comer de manera equilibrada y acorde con el estilo de vida actual es algo que se ha de inculcar desde la infancia, haciendo de la cocina y sus ingredientes un espacio lúdico y divertido.
 
Aprendamos de la Sabiduría para Saber cómo alimentarnos de manera coherente a los tiempos que corren sin necesidad de renunciar a la exquisitez.


Que en la publicidad nos digan: “come frutas y verduras” como un consejo saludable, está muy bien, pero tomemos conciencia del por qué es mejor hacerlo de esta manera, y entonces aplicaremos a nuestra vida, de manera consciente, esos hábitos más saludables. 


Hace muchos siglos hacíamos ejercicio corriendo detrás de los animales para cazarlos, o bien, trabajábamos la tierra. Sustituyamos esos “obligados ejercicios físicos de vida” por otros que por no ser “obligatorios” no dejan de ser bien importantes y necesarios para nuestro buen funcionamiento corporal.


Por cierto, otro dicho popular y que “todos sabemos”: todo con medida.


Salud y Buen Camino!

Written by admin

En la Cumbre
El Sabor y la Lengua

2 Comentarios

  1. patricia M.

    La salud del cuerpo va directamente relacionada con la salud sutil de la energía y de la mente. En mi caso mi cuerpo me habla y me va diciendo lo que tolera y lo que ya no. Escuchemos al cuerpo!!, además de la mente.
    Un abrazo Luis!

    Responder
  2. Anonymous

    Haciendo una comparación con los animales carnívoros dotados de grandes fauces, el hombre se queda con los herbívoros.

    Responder

Deja un comentario


Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies