Idioma
Idioma
menu

Shekitubah borrador

 

Nacido en Barcelona, viví en la ciudad hasta los 38 años. Estudié Administración de empresas en la UAB, especializándome en Comercio Exterior. Desde los 30, y después de pasar por una importante entidad bancaria, renuncié a mi puesto de trabajo para seguir la inquietud de mi Espíritu, y lo que será la aventura de mi vida: México. Desde el primer viaje en 1997, entré en contacto con el Sanador Shamánico Quetza Sha, quien me inició e introdujo en la cosmogonía de la tradición maya-azteca.
Si bien desde niñez y juventud tuve conciencia de que había “más allá” de lo que vivimos en nuestra terrenal vida, México amplificó mis sensibilidades y me abrió a experiencias existenciales realmente mágicas. Las piezas del puzzle de mi caminar fueron llegando y tomando sentido desde diferentes ámbitos. Varios sucesos marcaron de manera complementaria el significado de mi Esencia y Misión de Vida.

Hacia los 28 años (en un proceso de trabajo interior con Maria Navas en Barcelona) recibí el mensaje del nombre/energía de “Shekitubah” (de origen hebreo muy antiguo) que significa Estrella Solitaria: “la capacidad de transformarme en lo que necesito”.

Con 30 años, descubrí mi Kin Maya, LAMAT, que significa: “la Estrella embellece la práctica espiritual como la Elegancia de la Iluminación”. Curiosa coincidencia con Shekitubah: la Estrella.

A la edad de 36 años, y haciendo caso a una voz interior, llegué a Talarn a las tierras que poco después “bauticé” como Can Lamat. En cuanto llegué a las tierras supe que había encontrado mi casa. Es la Tierra quien te escoge a ti el lugar donde vivir. Nuevamente y como “curiosidad” la comarca recibió recientemente el sello de calidad Starlight que otorga la Unesco como cielo con calidad para observar la Luz de las Estrellas.

En el 2008 un suceso de salud que cambiará por completo mi forma de caminar en esta vida: un cáncer. El decidir apartarme de todo (y todos) y retirarme a Can Lamat, para centrarme en mi proceso de re-equilibrio de salud. Entender por qué caminaba por la vida de la manera en que lo hacía, reconducir actitudes, y apoyarme en diferentes alternativas, dio como resultado la sanación de ese cáncer en un cortísimo espacio de tiempo, calificado por la medicina como: “remisión total espontánea”. Superar este suceso de vida hace que tome conciencia de mis “nuevos pasos”, ya caminados en anteriores vidas: la Sanación, el camino del Chamán.

Con cada experiencia de acompañamiento en los procesos de crecimiento transformacional toma más sentido mi misión de vida. Compartir de manera amorosa, sentir y experimentar los procesos de sanación con las personas es un un Viaje Sagrado al recuerdo de quienes Somos: Luz de Estrellas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies